"El Hombre es síntesis del Universo, el Planeta es síntesis del Universo. Entre el Hombre y La Tierra hay el abrazo profundo, el cordón umbilical irrompible que puede haber entre el niño y la madre cuando el niño está en el claustro materno.

Si el cordón se rompe, el niño muere y la propia madre está también en peligro."

Félix Rodriguez de la Fuente

jueves, 5 de noviembre de 2009

MIS PRIMERAS TANAS DE LA TEMPORADA...




Como todo gran aficionado a la micología, no podía perderme mi cita otoñal con las tanas (Amanita caesaria). El otoño esta siendo de lo más seco, pero dado que en la Sierra de Huelva la pluviosidad es bastante alta durante casi todo el año, me animé y puse rumbo al Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche en busca del preciado "manjar", no sólo anhelando sus características culinarias, también contemplar su extraordinaria belleza.



Les aseguro que la visión que ofrece una amanita caesaria entre la hojarasca en un castañar es un auténtico espectáculo, que te deja sin palabras, sin aliento, y en silencio la contemplas desde un ángulo, desde otro, la fotografías, la recoges y la colocas en el canasto con la delicadeza de quien tiene entre sus manos una frágil mariposa. Sin duda una delicia para todo amante de la micología y de la naturaleza.



La tana (Amanita caesaria) es la reina indiscutible de las setas, la mas apreciada por su sabor y escasez. Se cotiza a precios altos en Aracena, desde donde la suelen enviar a Cataluña y al extranjero, donde forma parte de platos de la alta cocina en los mejores restaurantes del mundo. La tana admite la congelación, y eso facilita su exportación.



Cuenta la historia que Agripina, mujer del emperador romano Claudio, lo envenenó preparándole un plato en el que había mezclado la Amanita caesarea con unas pocas setas tóxicas mortales, entre ellas la Amanita Phalloides.

La tana se puede preparar cruda y aliñadas con una vinagreta, en ensaladas, pizzas, etc..., pero yo les dejo aquí una receta muy sencilla que francamente me ha encantado:

Tana al Limón:

Se prepara un recipiente con agua y cascara de limón, se introduce la tana sin que toque el agua, (un colador, o una malla) con el sombrero y laminas hacia arriba, se le chorrea limón y aceite y se tapa la cacerola hirviendo el agua. El vapor cuece la tana y preparado.

Gerena Verde ya le dedicó un post a la Amanita caesaria en octubre del 2008. Os dejo el enlace por si alguien quiere más información sobre esta maravilla de la naturaleza:

http://gerenaverde.blogspot.com/2008/10/la-tana-amanita-caesaria-la-reina-de.html

Espero que les guste.

Un saludo...


http://gerenaverde.blogspot.com/

3 comentarios:

TCR dijo...

Estupendo... me alegro como has difrutado al igual que yo al leerlo, aunque realmente me has dado envidia.. salgo poco de mi zona y aún no he pillado ninguna y se me pasa el otoño y veo que no cojo... Bueno a conformarse con las que pillemos, la pena es que no llueve y los frios se llegan...
Felicidades

Gonzalo dijo...

Joaquín
me alegra comprobar que, con este artículo sobre las tanas, cumples un ciclo desde que publicas este blog. Parece que fue ayer cuando publicastes sobre estas mismas setas unas fotos espectaculares, pero sin embargo han pasado muchas cosas y muchos de ellas han quedado muy bien reflejadas en este blog al que dedicas tanto tiempo y pasión. decirte que me gusta mucho tu trabajo y además felicitarte por tu primer año de bloguero.
Saludos , Gonzalo

kinisantos dijo...

Gracias Gonzalo!!

Es verdad, parece que fue ayer cuando Gerena Verde comenzó su andadura y en Septiembre hizo un año.

Y como bien dices, cuantas cosas han pasado en un año...

También recuerdo cuando te mande aquellas fotos de tanas en la Sierra Norte...

Como tu bien sabes, la naturaleza es mi vida...

Un saludo amigo Gonzalo!!