"El Hombre es síntesis del Universo, el Planeta es síntesis del Universo. Entre el Hombre y La Tierra hay el abrazo profundo, el cordón umbilical irrompible que puede haber entre el niño y la madre cuando el niño está en el claustro materno.

Si el cordón se rompe, el niño muere y la propia madre está también en peligro."

Félix Rodriguez de la Fuente

miércoles, 8 de abril de 2009

ECOACTÚA: "PORQUE UN HOGAR PUEDE HACER TANTO COMO UN GOBIERNO"...




El hombre es responsable de la emisión del 50% del C02 que es expulsado a la atmósfera y que, debido al efecto invernadero, incide de forma directa en el calentamiento global del planeta.

Siguiendo unas pautas muy sencillas, todos podemos colaborar para no destruir el mundo que nos rodea y frenar de esta forma el cambio climático que amenaza el frágil equilibrio de convivencia entre hombre y naturaleza.


¿Cómo lo conseguimos? De forma muy simple:

-Separando y reciclando nuestros residuos
-Usando el transporte público y la bicicleta en lugar del automóvil
-Regulando la temperatura de la calefacción a 21º
-No dejando televisiones y equipos de música en la posición stand by
-Desenchufando de la red cargadores de móvil mientras no se estén usando…

Son detalles que en su mayoría no implican un gran esfuerzo, pero que pueden reducir las emisiones de C02 de forma drástica.

Ecoactuar es ser conscientes de esta realidad y del desgaste que nuestro ritmo de consumo actual provoca en el entorno, logrando un planeta sostenible que todos podamos seguir disfrutando. Ecoactúa es la invitación de la Consejería de Medio Ambiente a unirse al compromiso que tiene Andalucía frente al cambio climático. Y lograr un verdadero Compromiso Andaluz frente al cambio climático es el propósito de la nueva campaña de comunicación.

El protocolo de los García Ramos

El espíritu de Ecoactúa determina el concepto creativo de la campaña, que gira en torno a las vivencias de una familia tipo andaluza que sufre las consecuencias del cambio medioambiental en su propio hogar. Por ello, decide pasar a la acción allí donde puede ejercer su propio gobierno: en su casa, en el ámbito doméstico, promoviendo alternativas ecológicas y tomando un papel protagonista y emprendedor para ayudar a frenar el cambio climático. Fruto de ese compromiso y conciencia, la familia presenta, bajo el nombre de “Protocolo de los García Ramos”, un completo plan de medidas a los representantes gubernamentales que toman parte en una gran cumbre internacional sobre medio ambiente. Este particular protocolo familiar incide en que la participación del ciudadano es imprescindible para conseguir frenar el cambio climático de forma conjunta con los gobiernos, un mensaje que se representa con el eslogan de la campaña: “Porque un hogar puede hacer tanto como un gobierno”.




http://gerenaverde.blogspot.com/

4 comentarios:

Antigonum Cajan dijo...

Pues escribo un blog sobre estos temas y otros en ingles/espanhol, desde el Caribe, donde el medioambiente anda como las economias de los G20, hace decadas..

Hasta entonces..

A Galopar dijo...

Primero felicitar al autor/es de este blog ya que esta labor divulgativa es, además de encomiable, indispensable que se haga. En torno al tema "Ecoactua", ¿como hacemos para hacer compatible esa máxima con el "ladrillazo" del que Gerena es una victima más?

kinisantos dijo...

Hola!! Gracias por tus felicitaciones...Me preguntas ¿Como hacemos para hacer compatible esa máxima con el "ladrillazo" del que Gerena es una victima más?
Concienciando a todo el mundo, incusive a nuestros representantes políticos de que esas formas de desarrollo insostenibles no deben volver a repetirse.
Y concienciar a la gente de que hay que oponerse a esos megaproyectos insostenibles aunque de ello dependa un puesto de trabajo, que sin duda será pan para hoy y hambre para mañana.
Un saludo Jordi!!

RafaPatallueca dijo...

Los españoles, en su inmensa mayoría, entre el 17 y el 19 de Julio de 1936, no pararon de gritaar: "¡¡¡ARMAS, ARMAS, ARMAS!!!"
Y yo no paro de decir: "¡¡¡ÁRBOLES, ÁRBOLES, ÁRBOLES!!!"
Es la mejor, más barata y rápida forma de frenar el cambio climático: recuperar zonas verdes, y defenderlas a muerte. Literalmente, a muerte.