"El Hombre es síntesis del Universo, el Planeta es síntesis del Universo. Entre el Hombre y La Tierra hay el abrazo profundo, el cordón umbilical irrompible que puede haber entre el niño y la madre cuando el niño está en el claustro materno.

Si el cordón se rompe, el niño muere y la propia madre está también en peligro."

Félix Rodriguez de la Fuente

martes, 8 de septiembre de 2009

EL RIO GUADIAMAR AGONIZA LENTAMENTE POR LA FALTA DE PRECIPITACIONES...




Nuestro rio Guadiamar presenta actualmente este preocupante estado de sequía. Se ha transformado en un paraje casi desértico. Los peces y en general toda la fauna acuática está muriendo. Sólo unas cuantas charcas incomunicadas aguantan el sofocante calor del estío. La escasez de precipitaciones esta llevando a nuestro Guadiamar a una lenta agonía que se exacerba en los meses estivales, y que está afectando muy seriamente al Parque Nacional Doñana, ya que nuestro Guadiamar es una de las arterias principales que irrigan al Parque Nacional.



A la escasez de precipitaciones, se unen las altas temperaturas que estamos sufriendo en los ultimos años, y una alta proliferación de pozos cercanos a su curso, muchos de ellos ilegales, que practicamente agotan en verano el poco agua que queda.



Habría que remontarse tres décadas para encontrar un Guadiamar con un cauce activo en Agosto-Septiembre, y esto es un indicador claro de que algo está pasando. Cada año el rio se seca antes, hasta alcanzar niveles de sequía que ni los más viejos del lugar recuerdan.


Hace unos treinta años, cuando el boom de las piscinas aún no había llegado a nuestro pueblo, el Guadiamar se transformaba en verano en el centro turístico de nuestro pueblo, e incluso venían gente a bañarse de Sevilla y otras localidades.
Se montaban chiringuitos que se llenaban todo el día en un trasiego interminable de bicicletas, motos y coches. En la actualidad la realidad es bien ditinta.

Aquí les dejo dos fotografías del Guadiamar de finales de Agosto de 1964, que me ha facilitado mi abuela (en la imagen) y debajo una fotografía del mismo lugar en la actualidad:



Zona entre el Molino de Antón y La Molineta (1964)




Zona entre el Molino de Antón y la Molineta (2009)


A estas dos fotografías la separan 45 años. Entonces ¿Qué está pasando? ¿Por qué el rio se seca cada vez antes?

Los científicos llevan años avisando de que se está produciendo un calentamiento de la Tierra debido fundamentalmente a una emisión brutal de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Es evidente que el Cambio Climático es ya una realidad observable. Este cambio climático es el responsable del aumento de las temperaturas así como de la sequedad del suelo, especialmente porque los periodos de escasez de agua son cada vez más largos. El aumento de la temperatura representa una de las señales más claras del cambio climático, que se ha radicalizado en los últimos años. En concreto, la temperatura media global del aire en superficie ha aumentado más de 0,7 ºC durante el siglo XX (IPCC, 2007). Según un estudio de 2007 (Martín-Vide, 2007-A) once de los doce años más calurosos desde que se tienen registros instrumentales de temperatura (1850) están contenidos en el periodo 1995-2006, una concentración de récords muy difícil de explicar como una mera variabilidad natural. Recientemente, se han publicado los datos de 2008, que confirman que este patrón se perpetúa, ya que el año pasado también forma parte de los diez años más calurosos desde 1850. Aunque aún no se han publicado los datos, todo hace indicar que 2009 también formará parte de esos diez años más calurosos.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, este mes de junio ha tenido carácter extremadamente cálido para el conjunto de España Peninsular y Baleares sobre el período de referencia 1971-2000. La anomalía media fue de +2.53 ºC, sólo superada en tres de los últimos años: 2003 (+3.95 ºC), 2005 (+3.49 ºC) y 2004 (+2.89 ºC).


En cuanto a las precipitaciones, el hecho de que estemos asistiendo a un régimen pluviométrico con más etapas de lluvias concentradas y que, al mismo tiempo, haya sequías más frecuentes y prolongadas, nos hace plantearnos una consideración seria sobre lo que puede suponer una cada vez mayor intervariabilidad pluviométrica.


He estado consultando una base de datos obtenida a partir del INM y de la página web tutiempo.com acerca de las precipitaciones de la provincia de Sevilla desde el 1 de septiembre de 1977 hasta el 31 de agosto de 2007 por cada 24 horas, para obtener algunas conclusiones:

Para ello, he decidido dividir dicha serie temporal en 2 mitades (1977-1992 y 1992-2007):

Pues bien, para el primer subperiodo, la precipitación media anual es de 544 mm, mientras que para el segundo es de 488, lo que supone una tendencia fuerte hacia una menor precipitación media anual.


En resumen, nuestro rio Guadiamar se seca antes año trás año y esto es debido a múltiples factores, y en todos se encuentra implicado en gran medida el ser humano.

Por un lado, se esta produciendo un aumento de la temperatura debido al calentamiento global de la Tierra por el efecto invernadero, que es consecuencia de un exceso brutal de las emisiones de CO2 a la atmósfera y que está produciendo un Cambio Climático a escala mundial. Al tener veranos más calurosos, mayor superficie de agua se evapora del cauce de nuestros rios y pantanos.

Por otro lado, y como consecuencia del Cambio Climático, tenemos que existe una clara tendencia a la baja de la pluviosidad anual, por tanto cada año llueve menos. El agua, como algunos aseguran, no cabe duda de que será si la situación no cambia, el oro del futuro.

Y también tenemos una proliferación de pozos cercanos al cauce del Guadiamar que estan sobreexplotando los acuíferos y agotando los recursos hídricos de toda la zona para mantener una agricultura de regadío.

Como pueden ustedes ver, el panorama es triste, por lo que al WADI-YANBAR (Principe de los rios), que es como le llamaban los árabes a nuestro rio Guadiamar, no le quedan muchos recursos hídricos para permitirnos un bañito en verano.

A todo esto habría que añadir la amenaza que supondría la viabilidad del "Proyecto de Investigación Minera Salomé", y la apertura en un futuro de la "Mina Salomé", practicamente encima del Guadiamar, y que consumiría millones de metros cúbicos de agua y que sin duda alguna sería darle la puntilla o el tiro de gracia a un paraje de extraordinario valor ecológico, seña de identidad de nuestro pueblo durante siglos.


El que este proceso sea reversible, y el Guadiamar vuelva a gozar durante todo el año del esplendor de antaño, está en manos del hombre de hoy, pero hay que tomar medidas contra el cambio climático !!ya!! mañana no sirve...

De lo contrario, el antiguo esplendor de nuestro Principe de los rios sólo quedará grabado en el recuerdo de los que lo conocieron...

Un saludo...



http://gerenaverde.blogspot.com/

8 comentarios:

mjose dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel dijo...

Muy buen reportaje Joaquín, me parece de los mejores que has dejado en tu blog.


Salud

Deprisa dijo...

Se me cae el alma a los pies viendo cosas como este (la comparación de las fotografías del río es especialmente demoledora)

Ya está aquí el cambio climático, por más que nos lo quieran negar...

Anónimo dijo...

!Joder Joaquín! No se como te las arreglas, pero cada vez que leo tus comentarios, me dá la "depre".

kinisantos dijo...

Pues es tan real como la vida misma!!
Dicen que mas vale una imagen que mil palabras!!
Ahí estan las imágenes...
A ver si sirve para que nos demos cuenta de lo que se nos está viniendo encima!!

Un saludo...

Aureliano Buendia dijo...

Lo que haces es: “Periodismo Ecológico”. Además muy bien desarrollado y muy cercano.

Esta entrada del Guadiamar es una de las mejores –quizá la mejor- que se han publicado en los blogs de Gerena.

Mi felicitación Joaquín. Sigue con ti pedagogía, estás luchando por ti y todos nosotros.

Nos vemos.

horatefrate dijo...

Muy bien Joaquín, felicidades por militar en este frente 6y mi en horabuena por tan magnifico y ejemplarizante reportaje.
¡Ah, tú que estás ahí, dale un pescozón de mi parte al primo de Rajoy!
Un saludo.

Esther dijo...

Hola, Kini. ¡Buen trabajo el de la semana pasada!

En mi opinión y como bien comentas, el estado actual del río puede ser el resultado de varias causas diferentes pero interrelacionadas y las pruebas fotográficas hablan por sí mismas.

Sería interesante recordar que la sequía mediterránea es un fenómeno natural del que surgen numerosas respuestas y adaptaciones biológicas que parecen no afectar a la especie humana. De ahí, se desprende, siempre desde mi punto de vista, que el gran "problema de la sequía" radica en la nefasta gestión humana sobre los recursos hídricos. Si sabemos que cada verano sucede lo mismo, ¿por qué nunca estamos preparados? ¿no somos capaces de adaptarnos a nuestro medio? ¿por qué no nos ocupamos de tomar medidas de ahorro, de garantizar un buen nivel y calidad de agua en nuestros acuíferos, etc.?

Para los que no hemos conocido el Guadiamar en su esplendor, la disparidad entre las imágenes recientes y pasadas nos hace suponer que la sequía, como riesgo natural, está cada vez más próxima de convertirse en un riesgo inducido, agravada por las consecuencias del cambio climático y otras amenazas.

Besos...